21 claves para escribir mejor

Hay quienes nacen con talento para escribir y hay quienes desarrollan las habilidades necesarias para hacerlo bien. Al fin y al cabo el oficio de escritor se aprende escribiendo

Escribir en tu propio Blog, en tus Redes Sociales y en otros sitios es una de las mejores estrategias que puedes adoptar si eres emprendedor. A través de lo que escribes construyes lo esencial en todo vínculo: confianza. Porque a través de tus palabras demuestras quien eres y cuánto sabes.

Puedes construir puentes con tus palabras. Y puedes construir un muro si las utilizas mal. Por eso quiero regalarte estas claves para escribir mejor de un modo muy fácil y rápido

 

Las 21 claves para escribir mejor

 

1- Planifica sobre qué escribirás antes de empezar

Antes de comenzar a escribir es ideal tener claro el tema a desarrollar. O dicho de otra manera, el destino al cual queremos arribar.

La idea que queremos transmitir debe anteceder a las palabras. Luego elegiremos cuales son las adecuadas para expresar mejor esa idea.

¿Qué puede ocurrir si no tengo la idea clara? Es probable que empieces a divagar, no le encuentres sentido a las palabras, te frustres y abandones esa tarea.

Entonces, te propongo una pregunta disparadora para que te hagas antes de comenzar con tu próxima nota o posteo: ¿Cuál es el sentido o el objetivo de lo que voy a publicar? A partir de tu respuesta empieza a darle forma.

2- Escribe frases cortas

 El primer consejo que doy en todos los cursos, tanto de escritura como de Periodismo, es una regla de oro de la comunicación: Pensar en el Público. Escribir frases cortas es llevar ese consejo a la acción.

Para hacerlo es clave usar los signos de puntuación de modo correcto. Muchas veces la coma puede ser sustituida por un punto y seguido.

Cuando escribes párrafos eternos de una sola oración, la idea puede confundirse entre tantas palabras. Además de dejar al lector sin aliento, si es que elige leerlo en voz alta.

3- Conoce a tus lectores.

 ¿A quien va dirigido tu mensaje? ¿Cuál es el problema que puedes resolverle a tus clientes? ¿Qué experiencias puedes contar para que tu lector se sienta identificado?.

Estoy seguro que no le hablas del mismo modo a tu mamá que a un proveedor o a tu pareja. Lo mismo ocurre con tu audiencia. No es lo mismo hablarle a quien ya te conoce que a un público nuevo.

Tampoco es lo mismo hablarle a un catedrático que a una persona que no completó sus estudios primarios. Procura hablar en el mismo lenguaje que usa tu audiencia.

Una de las ventajas que nos ofrece una red social como Instagram es que te ofrece las Estadísticas de tus publicaciones y así también puedes saber, por ejemplo, cual es el mejor horario para hacer tus posteos.

4- Calendariza tus notas

Uno de los errores que cometí hasta hace no mucho tiempo era el de no calendarizar. Me había comprado el cuento romántico del escritor caótico. El que tiene el escritorio desordenado porque encuentra todo en su desorden.

Debo confesar que el escritorio desordenado lo sigo teniendo. No siempre. Ahora lo ordeno más seguido. Sucede que también aprecio el orden. Y sobre todo el beneficio de no perder tiempo buscando algo.

Cuando no calendarizo la publicación de mis notas no solo pierdo tiempo. También pierdo visibilidad. Porque si hay algo que premian los algoritmos de las Redes Sociales es la constancia, la perseverancia y la rutina en las publicaciones.

Como dice Borja Vilaseca: “no me crean. Hagan su propia experiencia”

5- Utiliza corrector ortográfico

Por obvio que parezca, sigo encontrando errores ortográficos (y a veces horrores) cuando reviso textos. Esto me da la pauta que no todos utilizan correctores.

La herramienta que ofrece Microsoft Word es funcional, para comenzar. Aunque no distingue todo tipo de errores, como acentos diacríticos o gramática.

La buena noticia es que hoy existen muchas ayudas online y gratuitas. Aquí les dejo algunas:

Spellboy.com

CorrectorOnline.es

Corrector.co

Recuerda: la ortografía no enamora, pero dudo que quieras conocer a alguien que te escriba “te kiero aser muy felis”.

6- Leer, leer y leer

La lectura es clave para mejorar tu escritura. De manera inconsciente, al leer tu cerebro incorpora palabras, estructuras, gramática, ideas y mucho más.

Leer sobre diversos temas y autores va a enriquecer tu vocabulario. Y además podrás usarlos como referencia en tus notas.

Todo buen escritor es un buen lector. De modo que si planificas tus horarios de escritura, dedica la misma cantidad de tiempo a la lectura.

7- Evita los adjetivos y los adverbios

 Las descripciones son importantes en la narrativa. Y los adverbios y adjetivos son esas palabras que utilizamos para contar cómo son las cosas.

¿Y cómo son las cosas? Un buen periodista sabe que la riqueza de una crónica radica en la contundencia de los datos mucho más que en los adverbios y adjetivos.

No tenemos chance de ver al mundo tal cual es, sino que lo vemos según los ojos del observador que estamos siendo. En este sentido, cada adverbio y adjetivo va a dar más información de mi que de lo que estoy describiendo.

 

Como dice el dicho popular: Lo que Juan dice de Pedro, dice más de Juan que de Pedro.

 

De modo que revisa tu texto y encuentra todas las palabras que puedes eliminar (por ejemplo: inútil, realmente, quizás, injusto, asombroso, muy, mucho, poco, increíble, verdaderamente).

8- Escribe, escribe y escribe

Escribe todos los días. Hazlo hasta que la escritura sea uno de tus hábitos. En definitiva el oficio de escritor se aprende escribiendo.

Yo también tengo días en los que no se me ocurre sobre qué escribir. En esas ocasiones busco inspiración leyendo o viendo videos.

La autora Julia Cameron, en su libro-taller “El Camino del Artista”, recomienda escribir cada mañana al levantarnos. Tres carillas de todo aquello que tenemos en nuestros pensamientos.

Puede que algo de todo eso lo rescates como una idea a desarrollar para un post o una nota. Y aún cuando nada de lo que escribiste tuviera sentido, ese ejercicio tiene múltiples beneficios.

Por un lado ejercitas el hábito de la escritura. Por el otro, limpias tu mente de pensamientos. En cierto modo, ese ejercicio se asemeja a una meditación.

9- Deslumbra con el título y el cierre

El título de tu nota será lo que defina si alguien va a leer o no ese texto. En Periodismo decimos que tiene que tener “gancho” (para “enganchar” al lector).

Uno de los publicistas más famosos, David Ogilvy, decía que el título se lee hasta 5 veces más que la primera oración.

Y tal como ocurre en las películas, el final será lo más recordado por el lector en el largo plazo.

Un buen recurso para cumplir con esta premisa puede ser plantear una pregunta en el título y desarrollar la nota para cerrarla con la respuesta.

10- Usa números y viñetas

Éste TIP apunta a hacer más fácil la lectura de tus posteos. En palabras de Google: el uso de números y viñetas mejora la experiencia del usuario.

No es lo mismo leer un párrafo de 15 líneas, presentado en bloque. Que 5 párrafos de 3 líneas (con oraciones cortas como te digo en la clave#2) separados.

Ni tampoco es lo mismo leer una lista en una oración, separando con comas, que ver esa lista presentada de manera vertical con números o viñetas.

Facilitar la lectura es una premisa permanente. No sólo es necesario ser claro en los conceptos sino también en el modo de presentarlos desde lo visual.

11- Léelo en voz alta

Leer tu texto en voz alta te va a permitir notar varias cosas.

Vas a escuchar, por ejemplo, si la fluidez, el tono y las pausas son las correctas.

Si al leer alguna oración te quedas sin aire, significa que hay que sumar una coma, un punto o un punto y seguido.

También puedes darte cuenta si caíste en la cacofonía (sonidos que se repiten).

Luego de que hayas leído tu texto en voz alta vas a sentirte más seguro para publicarlo.

13- Aprende palabras nuevas

Enriquece tu vocabulario aprendiendo una palabra nueva cada día.

Comienza buscando los sinónimos de aquellas palabras que repites con mayor frecuencia.

Los procesadores de texto, como el Word, tienen una función que te muestra las palabras repetidas en el texto. Evita repetirlas en una misma oración o párrafo.

¿Cuáles son esas muletillas o palabras que repites con mayor frecuencia? Si aún no las tienes identificadas pregunta a quienes te escuchen o lean en lo cotidiano.

14- Revisa tres o más veces

En una segunda lectura vas a encontrar cosas que se te pasaron por alto en la primera. Y lo mismo ocurre al leerlo por tercera vez.

Con un mínimo de tres revisiones puedes evitar o disminuir la cantidad de errores.

Lee tu texto en voz alta al finalizar la escritura y déjalo reposar mientras realizas alguna otra tarea. Luego vuelve a leerlo en voz alta.

Revisa tu ortografía y las palabras que elegiste. Si es posible aplica el Clave#12.

Recuerda que una cosa es revisar el texto y otra, es quedar atrapado en el perfeccionismo. Cuando ocurre esto último tendrás siempre una excusa para no publicar.

15 – Pide lo que quieres

Cada tanto escucho o leo comentarios en modo víctima del estilo “nadie comparte mis posteos” o “nadie me deja comentarios”.

Si te sientes identificado déjame contarte algo: los lectores no son adivinos de tus intenciones. Por lo tanto debes pedir lo que quieres y hacerlo del modo adecuado, a través del C.T.A. (del inglés Call To Action, que en español significa “llamado a la acción”).

El C.T.A. suele ir en la última parte del posteo. Si tu contenido resultó de valor para el lector y este llega a leer hasta el final, allí es dónde debes invitarlo a compartir el post o dejar un comentario.

Otro modo de realizar un C.T.A. (indirecto) es cerrar el post con alguna pregunta abierta. Si quieres conocer este recurso voy a desarrollarlo en la próxima clave.

16 – Utiliza Preguntas Abiertas

En la clave anterior te conté que una manera indirecta de hacer el C.T.A. o llamado a la acción es a través de las preguntas abiertas.

Una pregunta abierta es aquella cuya respuesta amerita un desarrollo. Por el contrario, una pregunta cerrada es aquella que puede responderse con un simple SI o NO.

Recuerda que el objetivo que persigues para hacer crecer tus Redes Sociales es generar conversaciones entre los usuarios.

Y es tan importante que las generes en tus posteos como que participes con preguntas o comentarios de valor en los de otras personas.

17 – Utiliza Fórmulas Probadas

En materia de escritura existen fórmulas de eficacia ya probadas.

Una muy popular y conocida por los publicitarios es la fórmula PAS.  Su nombre nos revela la estructura que tendrá el texto:

  • P de Problema
  • A de Agravar o Agitar
  • S de Solución

Al utilizarla llevas al lector por un camino que empieza empatizando con su situación, luego lo ayudas a tomar conciencia de las consecuencias de no tomar acción y por último lo alivias mostrando la luz al final del túnel.

Si quieres conocer algunos ejemplos concretos de su uso, tengo un REGALO para ti: una Masterclass GRATIS de Escritura Persuasiva. En ella vas a aprender mucho más que la aplicación de esta fórmula.

 

CLICK AQUÍ para ACCEDER a la MASTERCLASS

 

18- No te distraigas

¿Te ha pasado de sentarte a escribir y al cabo de algunas horas hiciste de todo menos eso?

La escritura requiere de foco, atención y concentración. Algo difícil de lograr cuando estamos con nuestro celular al lado. O con la radio encendida.

En lo personal elijo el silencio o música instrumental para escribir. Y si es una revisión o corrección, que me demanda mayor concentración aún, dejo el celular silenciado en otro cuarto.

19 – Sigue Aprendiendo

Soy un enamorado de aprender cosas nuevas todo el tiempo. Hace poco tomé un curso con @escueladecopywriting para ampliar mis conocimientos sobre el tema de la Escritura Persuasiva. Y muy pronto voy a tomar otro de los cursos que ofrece @maidertomasena

Creo que hacer cursos, talleres y especializaciones es una de las mejores inversiones que podemos hacer. En particular en estos días de pandemia y confinamiento.

20 – Sé auténtico

Según datos de la International Coach Federation ICF sólo un 8% de los coaches certificados en el mundo trabaja como coach. Tal vez te preguntes, como yo lo hice en su momento, ¿cuál es el motivo?

Si bien no hay uno solo, el que predomina es que los que integran ese 92% restante no saben cuál es la oferta de valor que son para el mundo. Por eso vemos tantas “fotocopias” que ofrecen Coaching, cuando el 99% de sus potenciales clientes no tienen idea que es eso.

Cuando un emprendedor descubre su propósito ya no habla de sus títulos y credenciales. En ese momento empieza a compartir contenido de valor. Que no es una copia de lo que dicen sus maestros sino que es una síntesis de su propia historia y experiencias.

21 – Sé generoso

Aplica para la vida en general y para construir y sostener una marca también.

Creo que la vida siempre nos devuelve en la misma medida que damos. Y esto mismo ocurre en nuestra vida profesional.

Hay muchas maneras de ser generoso. Una de ellas creo que es reconocer a otras personas generosas. En ese sentido yo reconozco a mi colega Maider Tomasena

Si me sigues por los temas de escritura, también te recomiendo echar una mirada a su página y seguirla. He tomado un curso con ella y voy a tomar otros, en gran parte por la generosidad de sus contenidos.

 

Felicitaciones! Si has leído la nota completa, estoy seguro que vas a tener una mejora significativa en tus notas y posteos.

Ahora te invito a SER GENEROSO y compartir estas claves para escribir mejor con todas aquellas personas a las que quieras beneficiar con estos contenidos!

 

Me gusta premiar a quienes llegan hasta el final de las notas. ¿Te gustaría recibir un descuento del 50% para el Taller de Escritura Persuasiva para Coaches y Emprendedores (Nivel 1 y 2)?

Si tu respuesta es un SI rotundo, envíame un Whatsapp para coordinar una llamada conmigo y me cuentes porque deberías recibir este beneficio.

Sí, quiero el 50% de descuento!!! CLICK AQUÍ PARA ENVIAR WHATSAPP

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email